El ceceo es un fenómeno lingüístico en el cual las letras del alfabeto hispánico representadas por los fonemas “c”, “z” y “s” se vuelven equivalentes. Dicho fenómeno predomina especialmente en el sur de la península, es decir, en Andalucía.

 

 

Imagen extraída de www.wikipedia.es, donde se muestran las zonas ceceantes y seseantes de la península.

 

 

              Su causa fundamental radica en que cada vez la sociedad es más multicultural y por ello, es lógico que la rutina lingüística de la población experimente continuos cambios.

 

             Como ya hemos dicho, el lugar principal donde se localiza dicho fenómeno, es en Andalucía, pero dentro de ella existen diferentes lugares, puesto que también se da el conocido “seseo”, que al contrario del “ceceo” sustituye la S por los fonemas C y Z.  

         

              El ceceo se encuentra en el ámbito rural, dando una imagen demasiado ruda y de personas con poca cultura. Especialmente se extiende en los pueblos de la provincia de Huelva, Sevilla, Cádiz, Málaga y Granada. En el caso de Jerez, la cifra de ceceantes asciende al 45%.

 

              Personas tan importantes como Valle Inclán, refleja en sus obras su propio uso del ceceo.  Escribía con la C y Z en lugar de con la S, pese a que eso fuese considerado como una falta de ortografía: “He pazado una mañana delicioza, dando primero unas galopadas y acozando después una vaquillaz…”

            Otros escritores, por el contrario veían el ceceo como una forma de expresarse no apta para el ámbito cultural, como refleja esta frase de Gracián en su obra “El criticón”: «ceceaba uno tanto, que hacía rechinar los dientes y todos convinieron en que era andaluz o gitano» .

          

            En la actualidad, el ceceo sigue sin gozar de prestigio en la sociedad, hasta tal punto que algunas personas acuden al logopeda para corregirlo. Sin embargo otras muchas, lo consideran una seña de identidad que no deben perder.

 

           Algunos artículos periodísticos han hablado de este tema, por ejemplo, Abc.es, el 27 enero del 2009,incluyó un articulo en el que  Montserrat Negrera afirmaba que, la pronunciación andaluza hace difícil la comprensión del lenguaje para quienes no están acostumbrados, dirigiéndose al acento de la Ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, como una seña de incultura.

 

 

          En definitiva, el ceceo es un fenómeno no aceptado en nuestro país, a pesar de estar bastante extendido en algunas de las provincias de nuestro país. Además es algo difícil de erradicar por darse en zonas  rurales. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s